Para Navidad, le regalamos a mi hijo dos entradas para el partido de los Portland Trailblazers contra los Milwaukee Bucks. Vivimos a unas horas de la ciudad de Portland, por lo que técnicamente, los Blazers son nuestro equipo local. Los amamos, siempre lo hemos hecho. Crecí viendo a Clyde “the Glide” Drexler enfrentarse a Jordan, Pippen y Grant en las finales de 1992 (perdieron contra los Bulls, por cierto). ¡No estoy seguro de quién estaba más emocionado por ir al partido, si yo o mi hijo de diez años!

Si no estás familiarizado con Damian Lillard, también conocido como Dame Time, ¡deberías estarlo! Seleccionado en la 1ª ronda (6º en general) por los Blazers en 2012 de una pequeña escuela en Utah, Damian ha pasado toda su carrera en Portland, hasta esta temporada.

Cuando surgió la posibilidad de jugar con Giannis Antetokounmpo y los Bucks, nadie podría culparlo por aprovechar la oportunidad de tener la posibilidad de ganar un campeonato.

Podrías pensar que la gente de Portland, y de Oregón en general, estaría enojada.

Nada más lejos de la realidad.

Cuando mi hijo y yo fuimos al partido, se podían sentir el amor y la apreciación por Damian. ¡La organización incluso puso la mitad de su icónica estructura de Rip City de color verde frente al Moda Center! Normalmente es roja y negra.

Relacionado: 7 secretos para desarrollar una marca personal verdaderamente exitosa

Cuando anunciaron su nombre, le dieron una ovación de dos minutos de pie. Tengo el video para probarlo. Algunas pancartas decían: “Gana tu anillo y regresa a casa”, y muchas decían: “Te extrañamos”. Adidas le dedicó una cancha de baloncesto en su campus de Portland el día antes del partido. Es la primera y única vez que han dedicado un edificio a un atleta. ¡Portland seguía vendiendo camisetas de Lillard (¡debo de agregar que por el doble del precio del año pasado!)

Después de ver todo esto y sentir amor por él en el juego me pregunté, ¿qué lo hace tan diferente? ¿Por qué la gente se siente tan conectada con él?

Lo que hace diferente a Dame

Realmente se ha conectado con sus fanáticos. Pero a nivel personal. Sí, comparte fotos de sus adorables hijos, su música y sus marcas en las redes sociales, pero es más que eso.

Como mencioné anteriormente, viene de una pequeña escuela. Ha compartido cómo no siempre fue buscado y cómo tuvo que trabajar más duro. Ha compartido cómo tuvo que dedicar tiempo detrás de escena, cuando nadie estaba mirando (o, francamente, a nadie le importaba) y no sabía si llegaría a la NBA.

Siento que muchos de nosotros nos podemos conectar con eso. Especialmente los emprendedores. Ponemos mucho trabajo que nadie ve y no estamos seguros si será suficiente.

Relacionado: 4 formas de construir una marca personal fuerte (a pesar del caos del internet)

Todos los atletas, celebridades y emprendedores mega exitosos son humanos reales, pero no siempre llegamos a ver ese lado o a conectar con ellos. Damian nos ha permitido acompañarlo en el viaje.

Además de su historia personal, Damian ha dedicado (mucho) tiempo a devolverle a la ciudad de Portland. No solo es el máximo anotador de todos los tiempos de los Blazers, sino que también fundó la Fundación Lillard, estuvo muy involucrado en el programa RESPECT en muchas escuelas secundarias y dedicó su tiempo a las Olimpiadas Especiales. Es como un miembro de la familia en la universidad por un semestre, y estamos ansiosos por su regreso a casa.

Hace unas semanas, los Blazers jugaron contra los Bulls en Chicago. ¿Adivina quién estuvo en el partido? Dame Time. Literalmente condujo desde Milwaukee hasta Chicago para apoyar a su antiguo equipo. Para la mayoría de las personas, manejar dos horas para ver un juego de la NBA no sería algo tan loco, ¿pero para un atleta profesional en una noche de lunes?

Eso muestra quién es Damian. Honestamente, no sé cuántos atletas profesionales harían eso en su noche libre. Por eso la gente lo ama. Muestra que le importa. Da sin esperar nada a cambio.

Cómo mejorar tu marca personal como Damian Lillard

El marketing siempre se basará en relaciones. Crearlas. Construirlas. Fortalecerlas. Disfrutarlas.

Damian lo demuestra de manera clara.

El branding personal se está volviendo más importante porque las personas anhelan más conexiones (especialmente después de la pandemia). Y la verdad es que, lo queramos o no, todos, como Dame Time, tenemos una marca personal y es ventajoso ponerle un poco de esfuerzo. Es posible que no tengamos su exposición, pero todos tenemos una historia que contar. Personas a las que ayudar. Sueños que perseguir.

Una marca personal es mucho más que tu esquema de color, lema o logo. Es tu vibra. Es cómo quieres hacer sentir a las personas cuando se encuentran con tus perfiles de redes sociales, se inscriben en tu lista de correo electrónico o visitan tu sitio web. Es más que imágenes de tus productos, viajes o hijos. No me malinterpretes, eso también es parte de ello, pero es cómo los haces sentir.

Recuerda la cita de Maya Angelou: “He aprendido que la gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo los hiciste sentir”.

Relacionado: Por qué necesita una marca personal para tener éxito

Sentimientos = Recuerdos

¿Cuál es tu misión? ¿Cuál es tu experiencia? ¿Qué has superado? ¿Cómo puedes conectar con tus clientes ideales? ¿Qué necesitan sentir de ti para contactarte?

¿Cómo se sienten las personas cuando te conocen en tu negocio? ¿Cómo los haces sentir cuando leen tu contenido o ven tus videos?

Eso se extenderá a todo.

Pasos de acción

Date un tiempo para revisar tu mensajería, branding, perfiles de redes sociales, sitio web y cualquier otro canal de marketing que uses para conectarte con clientes potenciales y actuales.

Intenta no:

1. Sobreanalizarlo.

2. Ver esto como un elemento arduo en tu lista de tareas pendientes.

Recuerda por qué comenzaste tu negocio y diviértete con ello. Bloquea una hora y dedica un tiempo para pensar en tu marca.

Si necesitas inspiración, ¡solo googlea a Damian Lillard! MARKET NEWS

Comments are Closed